LA SILLA DEL CID


Hoy va de senderismo la cosa, de andares alejados de las urbes, de huida hacia el cielo de la Silla del Cid, en Petrel (Alicante) a 1152 m.s.n.m. y con un desnivel de 600m en 3-4km (unos 10km en total) Agustín y yo ya estamos hechos a eso, aunque más a los kilómetros que a los desniveles.
La cuestión era andar, siempre que se pueda por los mejores sitios y más cercanos, y este es uno de ellos. Etapa cortita comparada con otros días, pero de subida pronunciada y bella entre enebros (Juniperus oxycedrus), coscojas (Quercus coccifera), chaparros (Quercus rotundifolia), jaras (Cistus albidus) y brezos (Erica multiflora), etc...
salpicados con resquicios de la nieve que el Sol todavía no ha conseguido derretir. Bonita mañana soleada con una brisa fría que traía los cantos de carboneros garrapinos (Parus ater) pero sobretodo de un pajarillo que nos ha sorprendido por su confianza y su curiosidad ante nosotros y nuestro almuerzo. Justo al coronar la cima se han empezado a acercar a curiosear hasta 9 o 10 Acentores alpinos (Prunella collaris) como suplicando comida... en fin, que aceptaban el pan como si fuera oro y las manzanas (aunque no tanto).

Supongo que deben haber "sufrido" con el frío y que necesitan sus aportes calóricos correspondientes. El caso es que se dejaron hacer unas fotos que ni con Digiscoping. Con mi camarita compacta y sin poder enfocarlos de lo cerca que estaban. Nada, que vuelta al coche y descenso de nuevo hacia la realidad, hacia nuestras rutinas impuestas... suerte que nos esperaba el calor de la familia, la música y unos manjares deliciosos en la comida que culminaron una mañana perfecta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

ABONA TU PEDIDO!!