CAMPAÑA ANILLAMIENTO SALBURUA

Hemos pasado el ecuador de la Campaña y llevamos hasta el momento 7 carricerines cejudos (acrocephalus paludicola), igualando los capturados en la campaña pasada del 2008. Las capturas mas abundantes son los carriceros y las currucas mosquiteras, despues un poco de todo: carboneros y herrerillos, avion zapador y golondrina, papamoscas gris y cerrojillo, currucas capirotadas y zarceras, mosquitero musical e ibérico, mitos, acentores, ruiseñores y pechiazul, petirrojos, alguna lavandera boyera,carricerin comun, buitrón y zarcero comun, el típico mirlo y zorzal y el emblema del grupo, el chochin. Fuera de paseriformes tenemos torcecuellos, pito real, rascon, martin pescador y abejarucos.

HUERTOS PARA EDUCAR CIUDADES

Adolfo Quiles, coordinador de “Huertos en Altabix” (Elx), miembro del Grupo Ardea y del Grupo AntimilitaristaTortuga, explica el proyecto.

Campesinos urbanos trabajan por una agricultura ecológica que pretende involucrar a toda la sociedad.
Si en los huertos de palmeras que hay en los oasis africanos se ha podido llevar a cabo explotaciones agrícolas, ¿por qué no probar aquí? Esta parece ser la reflexión que se hicieron los miembros de la Asociación de Vecinos ‘Barrio Obrero’ de Altabix, de Elche, que han tenido la iniciativa de crear huertos agrícolas en medio de su propio barrio.
Dentro del proyecto ‘Huertos de Altabix’, el Huerto de la Cuerna de Elche acoge una superficie de 3.500 metros cuadrados donde los vecinos pueden aprender a cultivar productos de la zona de una forma ecológica.
El proyecto, que está en fase experimental, empezó a gestarse hace cinco años, en 2004, cuando desde la Asociación empezaron a tener contactos entre los políticos de la ciudad para mover el tema. Debido a que la zona donde se pretende cultivar está situada en un espacio protegido como es el Palmeral, el proyecto se ralentizó por temas burocráticos. Al final, el Ayuntamiento de Elche cedió una parte del Huerto de la Cuerna para este fin. El acuerdo con el Ayuntamie
nto permitirá que los vecinos puedan cultivar hortalizas de la zona por un periodo de diez años.
Pero esta iniciativa va más allá, y es que no sólo se trata de cultivar. Según Adolfo Quiles, coordinador del proyecto y miembro de la Asociación de Vecinos ‘Barrio Obrero’ de Altabix, “el proyecto consta de tres partes”.
Los tres pilares
Una primera parte dirigida a las personas de la tercera edad de toda la ciudad, a las que se les ha habilitado veinte parcelas, con las que se les pretende introducir en la agricultura ecológica y enseñar las técnicas de cultivo y de regadío para mantener el huerto.
Cultivarán plantones de más de quince especies distintas de la zona como tomates, lechugas, cebollas, calabacines, que después podrán quedarse para su consumo propio.
El compromiso de estas personas en las labores de cuidado de los huertos y mantenimiento de los mismos es imprescindible. Cada día, por turnos, una de estas personas se encarga de abrir y cerrar el huerto, que tiene un horario de 8.00 horas a 11.00 horas de la mañana y de 17.00 horas a 21.00 horas de la noche.
La segunda parte está compuesta por los huertos escolares que están a cargo de los dos colegios públicos del barrio, Miguel de Cervantes y Víctor Pradera. Los alumnos aprenderán a cultivar, cuidar los huertos, regar, mantener los cultivos.., así como conocer todo sobre la agricultura ecológica, combinándolo con actividades de medio ambiente, compostaje y reciclaje, entre otras.
Es tanta la implicación en este proyecto, que estas actividades se realizan dentro del horario escolar, incluido dentro del plan de estudios. También existe la posibilidad de seguir aprendiendo más como actividad extraescolar. En este caso todo lo cultivado se utilizará para realizar actividades de comida saludable, incluso para financiar un proyecto de cooperación internacional.
Por último, el tercer pilar consta de un bancal experimental que la Asociación de Vecinos comparte con la Universidad Miguel Hernández (UMH), en la que se experimentan diferentes modalidades de terreno, acolchado…, obteniendo las semillas que se utilizarán en el resto de huertos.
Involucración y apoyo
Los ingenieros de los departamentos de Agroquímica y Ecología supervisarán las técnicas del proyecto, llevarán el control de plagas y plantaciones, y realizarán labores de compostaje, que es la sustentación del proyecto. Mediante la poda de las palmeras de la ciudad se realiza un compost que sirve de base para los cultivos. Al
ser un proceso ecológico, el compost orgánico es fundamental. Según Adolfo Quiles, “la UMH ayuda con una pequeña aportación económica, pero sobre todo aporta sus conocimientos y supervisión técnica.”
La acogida ha sido muy buena, aún siendo el primer año.Como ha comentado el coordinador del proyecto, “en el terreno no se había cultivado desde hace cincuenta años, por lo que había que prepararlo. Pero por ahora los cultivos están respondiendo favorablemente, y se espera que con los años haya un mayor rendimiento de los mismos.” También ha reconocido que “hay
colectivos interesados en extrapolar este proyecto a otras zonas de la ciudad, pero que aún no hay nada serio, puesto que este proyecto se está haciendo desde la Asociación de Vecinos ‘Barrio Obrero’ de Altabix, que tiene una capacidad de movilización que muy pocas tienen en la ciudad”. Esto es debido a su forma de actuar, y es que la asociación, que es asamblearia, tiene una junta directiva de 25 personas que gracias a el compromiso con su barrio y el medio ambiente, hacen posibles iniciativas de este tipo. De hecho, la Asociación es la que se encarga económicamente del proyecto, que ha recibido el apoyo de empresas como Semilleros Elche, que facilta los plantones de la zona; Ferretería Industrial de Carrús, que es proveedora de las herramientas y utensilios; y Suministros para la Construcción Quiles, que facilita el material para fabricar las composteras y los caminos de acceso a las parcelas.
El proyecto del Huerto de la Cuerna de Altabix en Elche no es el único caso de agricultura ecológica. En Sevilla, por ejemplo, llevan más de quince años con experiencias similares en el Parque de María Luisa. En Barcelona también se está apostando por este tipo de iniciativas, al igual que otros ayuntamientos como el de Santander. Pero los huertos urbanos no es una moda made in Spain, este hecho se da por todo el mundo, llegando a Nueva York, Londres y otros ciudades del mundo.

JORNADA DE RUTAS EN ALBACETE

Aprovechando mi escapada hacia el norte, hice varias paradas, desde el sur de la provincia de Albacete hasta casa de mis abuelos mas al norte (Los Chospes - Alcaraz). Comencé por Yeste, para hacer un poco de senderismo por las sendas cerca del río Tus y despues por el embalse de Fuensanta ya con el Segura. Subiendo atravesé el Calar del río Mundo y saliendo de aquellos enclaves acabé por la Serrania de Alcaraz y su entorno de valles y lagunas. Fué allí, donde mis abuelos tienen su vida. Allí monté unas redes en sus tierras, un par entre las nogueras y las choperas y otra cerca de una colonia de abejarucos muy cerca del río. Por la mañana en la segunda ronda mi sorpresa de un grupo de abejarucos allí enganchados y entre otros pequeños paseriformes una pareja de Oropendolas!! Gran día. Esa tarde monté en la Laguna del Arquillo, estaban en obras (arreglando el acceso) y con el ruido de las máquinas trabajando supongo que por eso capture muy poquito y en las últimas rondas. Al día siguinte desmonte pronto porque los trabajadores volvieron levantando ruido y mucho polvo. Alguna lavandera, mitos, jilgueros, arrendajos, trepadores picapinos, ruiseñores... También me paseé por la laguna de los ojos de Villaverde, con la vegetación muy alta que apenas se podia apreciar las aguas. La zona está llena de conejos que son una auténtica plaga y también de ardillas. Varios laguneros girando y carriceros en cada caña cantando. El termómetro llegó a marcar los 37º a la sombra pero la brisa fresca te mantenia vivo. También recorrí la ecoruta (antigua via del tren) que pasa por debajo del pueblo y comprobé la ruta que pasa por el Masegoso (La ruta de Don Quijote) cruza la laguna del Arquillo, los campos del Colmenar, con la fantastica vista de los bravos toros, cruzando en medio de ellos por el camino dentor de la alambrada y sales de nuevo al pueblo de los Chospes. Una ruta fantastica y muy recomendable. Despues tuve que retirarme para descansar, unos días más antes de retomar la Campaña de Salburua en Vitoria, Campaña que de momento ya ha cogido un Carricerin cejudo, el primero de la campaña.

ABONA TU PEDIDO!!